Leasing inmobiliario, la propuesta de la tercera fuerza

 

  • Como Tercera Fuerza vamos a transformar el IPV en la Agencia Provincial Inmobiliaria (API)
  • Tu alquiler servirá como parte de pago de la vivienda entregada por la API
  • En diez años tenes la posibilidad de cancelar el saldo de precio de tu casa

 

¿Qué es el Leasing inmobiliario?

Es un método que permite que los alquileres se computen como forma de pago de la vivienda y que está previsto en el Art. 1227 del Código Civil Argentino.

En un período de 10 años, el inquilino tiene la oportunidad de cancelar el saldo de la vivienda y convertirse en propietario.

Este sistema automáticamente califica a los inquilinos como compradores dado que no requiere aprobación bancaria por crédito hipotecario.

La Agencia Provincial Inmobiliaria se encargará de conseguir terrenos de grande superficies, lotearlo, urbanizarlo y hacer el proyecto económico financiero con las empresas constructoras. Comienza, así, un círculo virtuoso para entregar viviendas a inquilinos bajo el contrato de alquiler/leasing inmobiliario.

Si el inquilino no paga su cuota mensual, la Agencia Provincial Inmobiliaria puede solicitar el desalojo. De esta manera se garantiza el ingreso de fondos para la construcción de nuevas viviendas y generar más círculos virtuosos.

Los inquilinos se benefician con esta metodología porque al saber que pueden convertirse en propietarios de la casa, la adaptan para desarrollar emprendimientos comerciales, hacer ampliaciones o colocarle seguridad. Además, les permite mantener sus relaciones en la zona, concurrir a las mismas escuelas, centros de salud y clubes.

En Mendoza se necesitan más de 100 mil viviendas y el IPV construye solo 500 por año que están destinadas, en su mayoría, a punteros políticos. El gran problema del IPV es que no escritura, por lo tanto, la gente no paga ni la cuota ni los impuestos y servicios. Esto imposibilita la construcción de nuevas viviendas.

 

¿Por qué es importante la creación de la Agencia Provincial Inmobiliaria?

  • Porque los sistemas de Procrear no dan acceso a las personas con ingresos bajos o en negro.
  • Los inquilinos son los mejores pagadores y ellos deben tener la posibilidad de tener una vivienda.
  • El motor de la construcción multiplica por 5 los puestos de trabajo e impacta en más de 100 rubros de la economía local y genera una inclusión de valor en capital al sistema productivo.

 

Como Tercera Fuerza vamos a cuidar y defender tu derecho a una vivienda digna.

Tu voto vale.

Open chat
Necesita ayuda